Septiembre - ADL en Mendoza

|
ADL participó en la muestra Homenaje a Héctor Germán Oesterheld. Para enterarse un poco, compartimos esta nota redactada por nuestra enviada especial.

Revindicando al hombre de la eternidad  
Paola Figna

Con la producción general del Gobierno de la Provincia de Mendoza y la dirección general del Secretario de Cultura y Educación de La Asociación Bancaria Secc. Mendoza Daniel Enrique Flores, el pasado 4 de septiembre se inauguró en el Espacio Contemporáneo de Arte (E.C.A.) de la ciudad de Mendoza una gran exposición en honor al gran guionista Héctor Germán Oesterheld y a la historieta argentina.

Se trata de una de las muestras más importante del año en la provincia ya que se expondrá la semblanza del guionista, un recorrido por su obra con tapas imaginarias de Hora Cero, la revista de Oesterheld que dio lugar a sus más conocidos personajes: El Eternauta, Sargento Kirk, Ticonderoga, Ernie Pike, etc. También se exhibirá la muestra Encarnaciones cuyo curador es el director del Archivo Histórico Héctor Germán Oesterheld, Mariano Chinelli, quien invita a recorrer el universo eternauta con originales de todas las obras en la que dicho personaje aparece.

La exposición recibirá con todos sus honores a los dibujantes que a través de los años le dieron vida a esta historieta: Alberto Breccia, Enrique Breccia, Cristian Mallea, Carlos Barocelli, Oswal, todo el conocimiento de Juan Sasturain, Jorge Claudio Morahín, Mariano Chinelli, Aldo Pravia, Gustavo Ferrari y la visita además de Ivo Pavone, ilustrador italiano que pertenece a la camada de jóvenes artistas de esa nacionalidad que en los años cincuenta fueron convocados por César Civita para ilustrar las historietas de editorial Abril.

Simultáneamente a la muestra, se exhibe la obra de Dibutopía (Tucumán), ADL (Rosario), La Productora (Morón, Buenos Aires), Círculo del cuadrito (Mendoza), Marcelo Frusin, Fierro y varios autores mendocinos.

En el marco de una conferencia de prensa que se llevo a cabo el día de la inaguracíon, María José Ubaldini (Directora de Derechos Humanos), Elsa Oesterheld (viuda de Héctor Oesterheld), Juan Sasturain (periodista, guionista de historietas y escritor) Ricardo Scollo (Secretario de Cultura), Daniel Enrique Flores (Secretario de Cultura y Educación de La Asociación Bancaria Secc. Mendoza) y María Graciela Distéfano (Directora del E.C.A.) compartieron algunas palabras acerca del ideal de la muestra.

La directoria de Derechos humano María José Ubaldini sostuvo que la muestra pretende sentar las bases de un futuro en donde los nuevos integrantes de la nación puedan formar parte de una sociedad democrática  y puedan expresar sus pensamientos sin temor a que el estado torture. Habló de un desafío histórico para el país que busca reivindicar la lucha por la que tantas personas, como Héctor Germán Oesterheld, dieron su vida. Por su parte, Elsa Oesterheld agregó “Yo fui victima, como tantos, me mataron a todas mis hijas y a mi marido, seres que habían interpretado la vida humana, y que prometían mucho. Sin embargo, en mi soledad, y después de tanto pelear, me di cuenta que mi familia llegó a tener lo que esperaba, me di cuenta a través de los ojos de ustedes, otra gente, con otro entusiasmo, que no somos nada más que gente que interpretó lo que ellos quisieron, y que ahora, nosotros podemos hacer lo ellos soñaron. Ya no me da tristeza, me da una gran alegría que me convoca a insistir y convencer a todos de que estamos en un momento glorioso.” Continuando esta idea, el periodista, guionista de historietas y escritor Juan Sasturain completo el discurso añadiendo: “En argentina las historietas fueron y son importantes, porque la gente que las hizo fueron artistas, creadores de ideas y gente sensible que nos dejó una herencia y tradición cultural muy poderosa. Esta  muestra es un gran encuentro, no sólo porque es un homenaje a Héctor, sino porque se puede apreciar la obra de diferentes artistas del país con un recorrido que hace justicia a la memoria de aquellos que han asumido a las historietas no sólo como medio de vida, sino como medio de expresión, personas que no diferencian el trabajo de la vocación artística. En esta exposición se pueden ver muchas cosas, como por ejemplo el laburo de Mariano Chinelli, que trabaja con el Archivo Histórico de la memoria de Héctor, las continuaciones de El Eternauta, realizadas por distintos dibujantes y guionistas junto a Solano López (recientemente fallecido dibujante del Eternauta), y una gran muestra la nueva creatividad que esta viva en la Argentina.” De esta forma y concluyendo, Ricardo Scollo apuntó “A través de la cultura, muchas cosas se pueden hacer realidad. Con esta muestra, que se presenta en conjunto con la Feria del Libro, intentamos trabajar con el tema de la inclusión. Queremos que toda la gente pueda ver la obra de otros historietistas que han hecho la historia de nuestro país, porque nosotros entendemos que la cultura se construye día a día, y que ejemplos como estos deben ser vistos para que todos seamos parte de este cambio cultural. Este homenaje tiene que ver con un desafío nacional que busca devolver esta confianza en la creatividad. Queremos que a partir de esta ruptura, no solamente emocional, sino de pensamiento y de crecimiento que se dio con la perdida de Héctor, se pueda instalar en cada una de las visitas una idea, la idea de ese hombre, de mameluco y de guantes que se puso una escafandra y dijo: Soy capaz de transformar. Para que todos podamos ser un Eternauta y podamos luchar contra las adversidades para cuidar lo que tenemos y no volver a caer en situaciones que no debimos haber caído”.

A cincuenta y cuatro años de su primera publicación, El Eternauta, se convirtió por mérito propio en el paradigma de la Historieta Argentina y parte de la iconografía cultural, política y popular del país. Pero además, la obra sigue tan vigente como entonces, porque ya sea por un motivo u otro, la historieta continúa ganando lectores en todo el mundo. Con cada releída la historieta ofrece nuevas interpretaciones, muchas de ellas tan diversas como los lectores que la interpretan. Para algunos es una metáfora de la resistencia, para otros es una obra premonitoria, pero también están aquellos que afirman que solo es una gran aventura. Sin embargo, al final de cuentas, quizá ese misticismo sea parte de la fórmula magistral que aplicaron sus autores en colaboración con los lectores.